DIRECCIÓN DE OBRA  >>>


La Dirección de Obra constituye la fase en la que se lleva a cabo la coordinación del equipo técnico-facultativo de la obra, la interpretación técnica, económica y estética del Proyecto de Ejecución, así como la adopción de medidas necesarias para llevar a término el desarrollo del proyecto, estableciendo las adaptaciones, detalles complementarios y modificaciones que puedan requerirse con el fin de alcanzar la realización total de la obra, según lo establecido en el Proyecto de Ejecución.

 

 

Es en esta fase, es cuando la edificación va a tomar forma de acuerdo a las necesidades resueltas en el proyecto. Para llegar a buen fin, en Lomisa no sólo desarrollaremos los trabajos en los términos generales, sino que velaremos por la consecución de la realización de las obras salvaguardando nuestras tres premisas principales para la entera satisfacción de nuestro cliente: el plazo, el coste y la calidad de la obra proyectada.

 

 

Esta fase se compone básicamente de lo siguiente:

  • Libro de órdenes escritas
  • Visitas regulares a la obra
  • Informes mensuales sobre los avances de la obra
  • Órdenes de obra gráficas
  • Certificaciones de obra
  • Declaración final y período de garantía